20 PRÁCTICAS PARA SER UNA MUJER EMPODERADA

17.07.2023

Todas hemos admirado alguna vez en nuestras vidas al menos a una mujer que sale en películas, novelas, series o mujeres que son famosas en las redes sociales; admiramos su confianza en sí mismas y aunque también su belleza resalta la mayoría de las veces lo que más nos llama la atención de una mujer es ese empoderamiento y energía que transmiten.

Y tal vez ha pasado por tu mente el creer que vos no podés tener esa misma confianza en vos misma, lo ves como algo muy lejano, quizá por tu historia de vida o por circunstancias que llegan a tu mente.

Y no te culpo, la historia y el mundo liderado por el sexo masculino nos han hecho creer que nosotras somos menos importantes por medio de abusos físicos, psicológicos, sexuales, sociales, pero finalmente las cosas están cambiando y tenemos la fortuna de estar viviendo uno de los tiempos más revolucionarios donde ser mujer está recobrando su importancia, son tiempos donde nuestras emociones están al flote y no hay mejor momento para despertar nuestro empoderamiento que lleva siglos guardado.

En este post te comparto formas para empoderarte todos los días y que a mí me han servido.

1. Repetí afirmaciones

Algo que me ha ayudado a elevar mis pensamientos y empoderarme es repetirle a mi mente lo que quiero ser por medio de afirmaciones.

Las afirmaciones o decretos son poderosas frases que nos ayudan a cambiar nuestras creencias, patrones de pensamiento o programaciones.

Estos decretos entrarán poco a poco en tu subconsciente y te ayudarán a creer quesos eso que estás repitiendo.

Por ejemplo:

  • Yo soy una mujer empoderada y exitosa.
  • Tengo ideas de éxito.
  • Amo cada célula de mi cuerpo y es hermoso y perfecto

2. Aprendé continuamente

Una de las principales formas de empoderarte es aprender, informarte, documentarte, leer, no quedarte con lo que te dijeron tus papás, amistades, familiares u otras personas sobre un tema, y no porque no tengan razón o porque no quieras seguir sus consejos, es para crear tu propia verdad.

Muchas veces lo que nos dicen los demás no nos hace sentido o no estamos de acuerdo, pero no tenemos cómo defender nuestra verdad porque no estamos informadas, o también puede ser que nos hayan dado esa espinita para buscar más.

Ahora más que nunca tenemos una fuente poderosísima de informarnos: el internet. Aprovéchala al máximo.

Al final del post te doy recomendaciones para aprender continuamente con el contenido de internet que consumimos diariamente.

3. Intentá hacer algo nuevo

Algo que me empodera muchísimo es darme cuenta de que puedo dominar eso que me atreví a hacer para salir de mi zona de confort.

¡Inténtalo! Puede ser una acción pequeña como hacer una receta nueva o un desafío más grande como mudarte a otro país, el empoderamiento viene de aprender y adquirir nuevas habilidades.

Te puedo decir que de todas las cosas, la más me han empoderado es cuando comencé a desarrollar este emprendimiento, mi crecimiento personal fue increíble y me di cuenta de qué era capaz de hacer cualquier cosa que yo deseara., y el hecho de poder ayudar a otras mujeres a desarrollar sus propios emprendimientos para mi es un "ganar-ganar".

4. Adoptá mentalidad positiva

No podés ser una mujer con empoderamiento si te la pasás pensando cosas negativas. Dejá la negatividad a un lado y empezá por ver el lado positivo de todo lo que te pasa.

Ojo eso no quiere decir que caigas en la positividad extrema donde siempre tenés que estar sonriendo y hacer como que no pasa nada cuando el mundo se te está cayendo; lo que quiero decir es que seas optimista, que veas el aprendizaje de cada experiencia, al final a eso venimos a este mundo, a experimentar la vida y de todas las experiencias habrá algo positivo que aprender.

Además, por ley de atracción es más probable que pase algo positivo si pensamos que será positivo.

5. Toma riesgos

Esperá, no quiero decir que vayas y te tires de un acantilado sin ninguna protección, ese tipo de riesgo no es el que te quiero compartir.

Me refiero a que a veces no nos atrevemos a hacer algo porque lo vemos como un "riesgo" es decir, le tenemos "miedo", y ¿qué creés? ¡La vida está afuera del miedo! ¿Tenés miedo a fracasar? ¿Le temés al qué dirán? ¿Tenés miedo a decepcionar a tu familia? Por favor soltá ese miedo y atrevete a tomar esos "riesgos", atrevete a emprender eso que querés, a decir lo que pensás, a dedicarte a lo que quieras, a tomar tu propio camino…

Recordá vida solo hay una, y estamos aquí para experimentarla y vivirla al máximo.

Imaginate cómo sería tu vida en 10 años si hoy no te atrevés a tomar ese "riesgo", ahora imaginatela si hoy te atrevés a arriesgarte e ir por lo que querés.

¿Cuál vida te gustó más?

6. Deja el modo víctima

Una mujer empoderada y exitosa nunca es una víctima.

Una víctima es alguien que está esperando a que alguien le solucione la vida, una mujer con empoderamiento se hace responsable de su vida y va a solucionar ella misma.

Estar empoderada es tomar las riendas de tu vida y ser consciente de que sos la única responsable y creadora de tu realidad.

Es aprender de cada situación por muy "mala" que sea, es dejar de estar lamentándote por algo y levantarte y ponerle solución. 

7. Rompe patrones

Tal vez eso que te dijeron sobre cómo una mujer debe de ser no es en realidad como debes de ser. Quitá los estereotipos de tu mente, no tenés que usar vestido solo porque te dijeron que las mujeres "deben" usar vestido, o seguir con tu pareja cuando ya no querés estar ahí solo porque ya te casaste.

¿Cómo romper patrones? Conocete, cuestioná cada uno de tus comportamientos, si no sabés por qué te comportas así, ¿Por qué lo seguís haciendo? ¿Solo porque tu familia o amistades también lo hacen o porque culturalmente es así?

Quizá no estás viviendo la vida que querés por los patrones que seguís.

La clave está en aprender a conocerte, amarte y descubrir tu verdad.

Para ser una mujer con empoderamiento tenés que descubrir tu verdad.

8. Haz ejercicio

Ya sea que quieras mantenerte en forma o solo hacerlo porque te gusta o porque querés sentirte bien.

Movete, caminá, corré, saltá, bailá, hacé lo que más te guste, pero mové tu cuerpo. No somos estáticas, somos seres dinámicas que necesitamos del movimiento para sentirnos vivas y felices.

Hacer ejercicio reduce la ansiedad, la depresión, relaja tu cerebro y mejora tu estado de ánimo haciéndote sentir una persona más segura, empoderada y aumenta tu felicidad.

9. Eleva tu amor propio

El amor propio es tener un gran respeto por tu bienestar y felicidad, es ocuparte de vos, de tus necesidades, hacerte responsable de tus acciones, y no sacrificar tu bienestar por complacer a los demás.

Tener amor propio no significa que siempre te va a gustar cómo te ves o cómo actúas, o que pienses que eres la persona más hermosa e inteligente del mundo.

Significa que vas a aceptar tus maneras de ser, tus debilidades y fortalezas, y que aquello que no te gusta vas a dar todo por mejorarlo.

10. Aprende a decir no

Muchas veces no querés hacer algo, pero por no "quedar mal" o por poner primero a los demás antes que a vos misma, no sabes decir que no. Está bien decir no cuando no querés hacer algo. No podés hacer todo por todos, no es sano dejarte a vos en último lugar.

Al decir "no" a eso que no querés hacer te hace darte cuenta de tus prioridades y el valor de tu tiempo y esfuerzo, así te empoderás y ponés tu energía solo en lo que vale tu esfuerzo.

11. Expresate

Por muchos años las mujeres hemos sido sometidas, estar en silencio y pasar desapercibidas. La frase "calladita te ves más bonita" se hizo tan popular que nos la creímos. Hemos ocultado nuestros sentimientos negativos y opiniones para vernos más "educadas" "buenas chicas" o no parecer "locas".

Pues no, calladita NO te ves más bonita. La belleza no tiene nada que ver con eso.

Expresá lo que pensás y lo que sentís. Al principio será difícil, puedo entenderlo, yo conocí a muchas mujeres de las que siempre se creyeron que el silencio era bueno, pasaron por muchos abusos y bullying y nunca me se atrevían a contar porque les hicieron creer que eso no era suficientemente importante, que las mujeres aguantan todo, que los hombres por naturaleza son de cierta forma y como mujer no hay nada que hacer o simplemente les daba vergüenza; creeme que después de expresar todo lo que se habían callado tuvieron una liberación muy grande.

Y no sólo me refiero a hablar, empoderate dejando que tu cuerpo se exprese, cantá, bailá, movete, liberá y expandí tu energía.

12. Rodéate de personas en tu misma o mayor vibración

Por ahí leí una vez "No eres un árbol, Si no te gusta donde estás, ¡muévete!"

Muchas veces debido a nuestras heridas de la infancia aceptamos un "amor" equivocado de los que nos rodean.

Llegamos a aceptar burlas, mentiras, rechazos, desinterés, todo con tal de encajar en un lugar, sin darnos cuenta de que nos estamos lastimando.

Todas las personas que se cruzan en nuestro camino son nuestros maestros de vida, atraemos la vibración en la que estamos y ellos reflejan una parte de nosotros que tenemos que sanar.

Dentro de tu camino de sanación vos decidís hasta cuando sanar y darte cuenta de la gente que te hace sentir bien y aquella que solo estás repitiendo el ciclo y evitás la sanación

Lo que no sanas se repite.

Empezá por rodearte de aquellas personas que te suman a tu vida.

Y si tu círculo de amigas/amigos se reduce a nada, no te preocupes, irás encontrando personas que van a vibrar igual que vos.

Unite a grupos, andá a los lugares que te gustaría ir acompañada y verás que encontrarás mejores amistades y te sentirás una mujer con empoderamiento.

13. No te compares

La comparación hace que nos desconectemos de nosotras mismas, de esa unión que tenemos con nuestro ser.

Cuántas veces estas en Instagram, TikTok y Facebook, viendo a esos 'súper cuerpos', esas vidas perfectas llenas de viajes, autos, casas de lujo, comidas perfectas… pero qué crees la mayoría de nosotros solo subimos menos del 5% de nuestro día, y por lo regular es la parte donde más felices nos sentimos.

En las redes no se ven mucho los momentos de tristeza, ansiedad, depresión, angustia, frustración… así que no te compares, todos somos humanos que estamos tratando de dar nuestra mejor cara al mundo, pero al final solo cada uno de nosotros sabe que batalla está pasando.

Recordá que la mayoría de las veces cuando te comparás te estás diciendo que vos sos menos que la persona que estás viendo, o viceversa, y esto hace que te sientas triste e insegura o superior a la otra persona.

Todos somos seres únicos, aceptate como sos, es la mejor forma de darte amor y empoderarte todos los días.

14. Cree en ti

Recordás toda la magia que sucedía cuando de niña creías en Papá Noel o los Reyes Magos por 7-9 años y después te diste cuenta de que no existe. Vos si existís y sos real ¿Por qué no creer en vos misma? ¿Te imaginás toda la magia que sucedería?

Estoy segura de que a tu alrededor hay varias personas que te admiran en al menos una cosa, creen en vos y están seguras de que hacés algo bien, pero muchas veces nosotras somos nuestras más grandes saboteadoras, porque somos las primeras que decimos "no, no soy suficientemente buena" "otra persona lo hace mejor que yo, no tiene sentido seguir" o frases como estas.

Mujer dejá de sabotearte y sacá tu empoderamiento, creé en vos, vos podés hacer todo lo que te propongas, si ya hay alguien más que lo hizo, ¡fantástico! Entonces vos también podés hacerlo, y si no hay alguien que ya lo hizo, ¡doble fantástico! Pues vos serás la primera en hacerlo.

Vos sos y serás tú principal motivadora y la primera persona que debe creer en vos misma.

15. Haz networking

¿Has escuchado la frase: Ve sola y llegarás más rápido, ve acompañada y llegarás más lejos? Es de lo más cierto.

Relacionate con más personas, si sos introvertida y te cuesta hacerlo, estirate un poquito en este aspecto, salí de tu zona de confort, atrevete a socializar.

Al hacer conexiones con personas siempre aprendemos algo nuevo y nos lleva a descubrir nuestro poder y verdad.

Rodéate de más mujeres y hombres que apoyen lo que hacés, hagan tribu, un espacio donde puedan sostenerse y expresarse.

Hacé círculos de mujeres para construir y edificar, no para estar hablando mal de otras personas.

16. Agradece

Muchas veces damos por hecho todo lo que tenemos. No nos damos cuenta de lo afortunadas que somos por tener un hogar, comida, cama, ropa, celular, tu familia, tu pareja, tus amistades y todas las necesidades básicas modernas. Estamos tan acostumbradas a tenerlo que a veces no lo valoramos. No esperes a no tenerlo para pensar en agradecer.

Una mujer con empoderamiento agradece. Agradecer es una de las cosas más bonitas que podés hacer diariamente para conectar con tu existencia y con la abundancia.

Entre más agradecemos más bendiciones llegan a nuestras vidas, pero no lo hagas solo por querer recibir algo, hazlo de corazón porque te sentís agradecida y merecedora de todo lo que tenés.

Incorporalo a tu rutina de mañana o de noche, a tus afirmaciones o decretos.

Podés atraer todo lo que deseás desde un agradecimiento.

Además, agradecer te saca del modo víctima, para hacerte responsable de lo que te pasa y empoderarte a que podés crear la vida que deseas.

17. Ayuda a los demás

Cuando damos a los demás sin esperar nada a cambio sucede la magia. Al ayudar a otras personas nos estamos ayudando a nosotras mismas.

Agradecé porque tu ser superior te puso en el lugar del que da y no del que necesita.

Impactá a los demás, ve de qué manera podés ayudarlos a mejorar, a transformar sus vidas.

Pero hacelo desde el corazón, hacelo con amor, no por compromiso, no por un "tengo que hacerlo", sino por un "quiero hacerlo"

Ayudar a otros es la parte más humana que tenemos, es el servir a los demás.

Probá haciendo voluntariados, donar mensualmente parte de tu sueldo a la caridad, ayudar a tus vecinos, organizar una campaña de donaciones o lo que se te ocurra para ayudar a los demás.

Cuando abrís tu corazón a los demás, ellos también lo abren para ti.

Después de hacer acciones para ayudar te darás cuenta de cuánto aprendiste y cuando te empodera hacerlo.

18. Empodera a otras

Una mujer con empoderamiento empodera a otras mujeres.

Estamos viviendo una de las mejores épocas para ser mujer, donde estamos despertando y haciendo valer nuestra palabra.

¿Cómo podés transmitir empoderamiento a otra mujer?

Contá tu historia o escuchá a otras mujeres contando la suya, no sabés cuantas mujeres se han inspirado escuchando las historias de otras mujeres.

Compartiendo tus historias tal vez puedas empoderar e impactar a otras mujeres, no importa si son niñas o adultas, siempre hay una mujer que puede estar esperando recibir un mensaje de amor propio, empoderamiento o buenas vibras.

Como mujeres estamos para hacer sororidad, no somos competencia ni enemigas, eso es algo que el sistema nos ha metido sutilmente en la cabeza, porque no les conviene vernos empoderadas… pero ya está quedando en el pasado, y ahora más que nunca estamos tejiendo nuestra hermandad como mujeres y empoderando a otras.

19. Sueña en grande

Si alguien alguna vez te dijo que los sueños no se hacen realidad por favoooor sacá esa creencia de tu mente, porque como dicen por ahí "cada quien habla de cómo le fue en la feria" (y te lo dice una organizadora de ferias) y dejame decirte que los sueños SÍ se hacen realidad.

Claro, no se van a dar de la noche a la mañana, por algunos sueños tendrás que esforzarte más que por otros, algo que te aseguro te ayudará es usar la ley de atracción a tu favor.

Recuerda: lo que crees, creas; y si pasó por tu mente podés crearlo en tu vida. Las mujeres tenemos una fuerza creadora increíble por naturaleza, usala a tu favor creando tus sueños.

20. Consume contenido que te empodere

Aunque no lo creas el contenido que consumes diariamente en internet influye mucho en la manera en la que te comportas y haces tu vida.

Entonces ¿Por qué mejor no consumir contenido que te construya y te lleve a tu mejor versión?

Acá te dejo ejemplos de contenido que te pueden ayudar a ser una mujer con empoderamiento.

-Escuchá podcast

Los podcasts están en tendencia, si te gusta esta onda de estar escuchando mientras haces otras tareas te los súper recomiendo. Por lo general duran entre 30-60 min.

De mis favoritos son: Se Regalan Dudas Podcast, La Sabia Interior, TAT y La magia del Caos.

-Sigue redes sociales con contenido de valor

Cada vez que entras a IG, FB o TT ¿sientes ansiedad y sientes que eres "menos" que las demás?

Dejá de seguir esas cuentas que te generan estas emociones. Por lo general pasamos horas frente al teléfono y en redes sociales, primero te recomiendo que dejes de pasar tanto tiempo frente al teléfono y segundo sigue a cuentas que te aporten contenido de valor, si de todos modos vas a estar consumiendo de redes sociales lo mejor es que sea de cuentas que te inspiren y empoderen.

-Ve series y películas de empoderamiento

Si eres fan de estar viendo series y películas estas te van a encantar.

Espero que te hayan servido estas recomendaciones.

¡Gracias por leerme!

Si te sirvió, compartilo para que le sirva a alguien más!